Somos un apasionado grupo de músicos y voces, aficionados a la música gospel y dirigidos por Matina (Maite Zuazola), reconocida compositora e intérprete de música cristiana, quien con su dilatada experiencia, nos guía en el desarrollo de la voz y la cultura gospel.

Comenzamos en 2012, en la parroquia Sto. Tomás Moro (Majadahonda). Desde entonces, hemos ofrecido 2 conciertos benéficos anuales en casa durante 5 años y otros muchos en distintos lugares,  participando en multitud de Eucaristías y celebraciones (Bodas, Bautizos, Comuniones, Funerales)  animando eventos de todo tipo (inauguraciones, clausuras, celebraciones, aniversarios,…) e incluso hemos participado en varios programas de televisión (TVE1, Tele5 y 13TV).

Nos une el gozo de compartir la alabanza y adoración a Dios a través de la música. Hemos formado un auténtico equipo apasionado y comprometido con nuestra misión, llevándonos a participar e incluso organizar varios actos benéficos a favor de diferentes  causas.

En 2018 la formación cambia su nombre a Matina y Gospel Libertad y su sede a la Basílica Hispanoamericana de Ntra. Señora de la Merced de Madrid.


NUESTRA MISIÓN

Nos dedicamos a repartir alegría allá por donde vamos. Mediante la música gospel queremos lanzar al mundo, desde nuestra comunidad, un mensaje de fe, esperanza y caridad, aportando, para ello, una música diferente, con más de ritmo y alegría. Nuestra función es cantar a Dios con canciones que consigan que las almas se emocionen y los cuerpos quieran bailar.


Repartimos alegría y esperanza, allí donde hace falta.


Matina, (Maite Zuazola) cantante-compositora española nacida en el seno de una familia católica en Bilbao (Vizcaya).

Con tan solo 7 años comenzó a estudiar música de la mano de su abuela paterna, profesora de piano y mujer de profunda fe. Continuó sus estudios musicales en el Conservatorio de su ciudad natal donde obtuvo el título de profesora de piano. Durante su infancia su padre le introdujo en el maravilloso mundo de los espirituales negros y el góspel, música que influiría e inspiraría el resto de su vida.

Sus comienzos como profesional fueron como profesora de solfeo y piano, pero el descubrimiento de su voz reveló un camino mucho más inspirador, que decidió su futuro en la música. Fue entonces cuando comenzó su andadura por los escenarios de toda España compaginando actuaciones en directo con estudios de grabación y televisión. El teatro  musical también formó parte de su trayectoria, aunque su verdadera pasión siempre fue la composición.

Después de formar una familia y retirarse de la profesión durante unos años, tuvo una revelación y regresó de nuevo a la composición, aunque esta vez en forma de música cristiana, para quedarse ahí definitivamente.

Sus trabajos como compositora e intérprete de pop cristiano- góspel en castellano e inglés se titulan “Ven conmigo” y “Gracias Padre”, donde invita al oyente a escuchar su propio corazón y a abrirlo de par en par para sentir el verdadero Amor.